Tu casa segura este verano con las puertas y ventanas de aluminio con certificado RC2 y RC3

puertas y ventanas de aluminio con certificado RC2 y RC3

 

La seguridad es uno de los factores más importantes de una ventana y/o puerta. Cabe decir que la ventana es el punto más débil de una vivienda por la que normalmente entran los ladrones. Del mismo modo que los más expertos también entran fácilmente por las puertas, incluso con los propietarios dentro de la casa. Según un estudio de TNS Sofres, el 57% de los robos se producen a través de ventanas, el 18% por puertas y un 5% en garajes, entre otros.

Por ello, desde Centroalum trabajamos para las puertas y ventanas de aluminio sean 100% seguras y puedas vivir tranquilo junto a tu familia. Si este verano vas a salir de vacaciones y estás preocupado, nosotros tenemos la solución más adecuada. Puedes cambiar tus ventanas por las ventanas de aluminio de Centroalum certificadas con el estándar RC2. A continuación te explicamos las certificaciones que caracterizan nuestras puertas y ventanas.

¿Cómo mantener segura tu vivienda?

Hay infinidad de medidas para asegurar una vivienda frente a robos, como por ejemplo colocar cámaras, barras de seguridad para las persianas, piezas específicas para las cerraduras, simuladores de presencia para ahuyentar a los ladrones, entre otras. Sin embargo en Centroalum disponemos de la mejor medida anti-robos: ventanas de aluminio con certificado RC2 y puertas de aluminio con certificado RC3.

El estándar RC2 es un certificado que determina el nivel de seguridad de los cerramientos frente a la efracción. Para conseguir que alcancen una seguridad perfecta se realizan dos tipos de ensayos de intento de intrusión:

  • Ensayos estáticos a través de los cuales, las ventanas se someten a grandes cargas en sus puntos más conflictivos.
  • Pruebas reales de intrusión en las que se realiza un intento de intrusión real a través de las ventanas con unas herramientas concretas y tiempos medidos.

El hecho que diferencia la certificación RC2 de la RC3 es el tiempo de resistencia que ofrece una puerta o ventana a ataques de efracción manual. Es decir, la RC2 ofrece un tiempo máximo de 15 minutos en los cuales se intenta abrir ese cerramiento y, por su parte, la certificación RC3 tiene un máximo total de 20 minutos. En el momento que pasado ese tiempo, esa ventana o puerta no se ha abierto, ya se puede confirmar que está certificada con ese estándar.

En definitiva, si quieres proteger tu vivienda, elige Centroalum y nuestras puertas y ventanas de aluminio, cuyas cerraduras son de altas prestaciones, con bisagras reforzadas y vidrios laminados de seguridad. Ponte en contacto con nosotros y explícanos tu caso, te ayudaremos.