¿Qué es la radiación ultravioleta y cómo afecta a tu vivienda?

 

Radiación ultravioleta

La radiación ultravioleta o rayos UV son unos rayos invisibles que forman parte de la energía que proviene del sol y se compone por dos tipos de rayos, los denominados UVA y UVB. Por lo que concierne a los rayos UVA, éstos también se encuentran en las camillas de bronceado y en las lámparas solares.

Cabe destacar que los rayos ultravioleta pueden afectar la carpintería de aluminio de tu casa ¿Cómo? Te lo contamos a continuación.

¿Cómo afectan los rayos UV a tu vivienda?

Como hemos dicho, estos rayos tienen efectos negativos en los materiales de construcción. A causa del contacto directo con la luz solar, se pueden decolorar las fachadas, los cuadros de los edificios e incluso puede dañar el color de los propios muebles. Por esa razón, la carpintería de aluminio y los cristales de las ventanas deben ser adecuados para una correcta protección solar.

A continuación, te explicamos qué provoca el contacto directo de los rayos UV con los edificios:

  • Como hemos mencionado, queda perjudicado el color de los muebles. Con el contacto directo de los rayos solares, los muebles van perdiendo su color original y adquieren un tono grisáceo. Por ejemplo, los muebles de cuero tienden a agrietarse y resecarse y, por su parte, los de madera pueden quedar pálidos.
  • Dependiendo de la orientación de los edificios, la calidad de las fachadas también puede verse perjudicada. Por ejemplo, la mejor orientación es la sur, puesto que en invierno se capta mucho mejor la radiación debido al ángulo y, en verano, el sol se puede evitar fácilmente mediante toldos o porches.
  • La sensación de confort disminuye puesto que entra una gran cantidad de luz solar hacia el interior de la vivienda.
  • Como el ambiente en el hogar es más cálido, las personas utilizan aparatos refrigeradores y, por tanto, aumenta el gasto energético y económico.

¿Cómo se protege la vivienda ante los rayos ultravioleta?

Por las razones anteriormente explicadas es esencial proteger la vivienda de los rayos solares. Pero ¿cómo se puede hacer? Te proponemos unos sencillos consejos:

  1. Colocar estores enrollables y tejidos screen (unos tejidos mediante los cuales pasa la luz pero no molesta) para proteger el interior de la vivienda.
  2. Instalar toldos para proteger el exterior, ya que pueden reducir hasta 9ºC de temperatura e incluso pueden llegar a reducir hasta el 30% del consumo eléctrico propio de una climatización. Estos datos han sido demostrados por el Centro de Fomento de la Investigación Sostenible de la Universidad de Minnesota, que afirma que “Los toldos y screens constituyen un medio viable para reducir el consumo energético y minimizar el uso de climatizadores en el hogar”.
  3. Colocar aleros, una especie de tejado minúsculo que sobresale alrededor de un metro sobre la ventana o que recorre toda una fachada. Es una buena manera de proteger el edificio, ya que puede reducir hasta un 40% de la incidencia de la radiación solar
  4. Instalar una pérgola que dé sombra. Esta estructura, normalmente construida a partir de madera, está compuesta por unas columnas sobre las que reposa una estructura de vigas.
  5. Optar por las persianas mallorquinas las cuales controlan mucho mejor la cantidad de luz y aire que entra, crean un ambiente muy confortable, aíslan térmica y acústicamente, protegen de las radiaciones solares y son de fácil apertura.
  6. Escoger vidrios bajo emisivos con control solar. Estos vidrios mejoran la eficiencia energética de las ventanas y, también, el confort en el interior del hogar. Las capas que forman estos vidrios consiguen que los rayos solares se reflejen en el exterior y, por tanto, evitan que el espacio se recaliente y que se filtre la radiación solar.

 

¿Cómo afecta la radiación ultravioleta al ser humano?

Los rayos UV no solamente afectan a los materiales de la vivienda, también pueden afectar a los seres humanos.

Una exposición moderada ante los rayos UV es necesaria, ya que ayuda a sintetizar la vitamina D. Sin embargo, un exceso de la misma puede desencadenar graves problemas tales como: envejecimiento prematuro, quemaduras en la piel, problemas visuales e inmunitarios y, en los casos más extremos, puede producir cáncer de piel.

Por estas razones, hay que seguir una serie de recomendaciones para protegerse de la radiación ultravioleta. Por ejemplo, utilizar siempre sombreros y/o gorras, protegerse con cremas solares, no exponerse al sol durante las horas que hay más radiación (entre las 12 y las 4 de la tarde), buscar siempre la sombra, etc.

Asimismo, también hay que destacar el agravamiento del cambio climático. Ahora en época estival el consumo de aire acondicionado es más elevado por las altas temperaturas y este hecho desencadena el empeoramiento de la calidad atmosférica. Cuanto más se utilice el aire acondicionado, más emisiones contaminantes se propagaran en la atmosfera.

Finalmente, si quieres cambiar las ventanas de tu vivienda para protegerte de los rayos ultravioleta, apuesta por Centroalum. Podrás encontrar todo tipo de puertas y ventanas de aluminio las cuales conseguirán el aislamiento acústico y térmico más deseado. Ponte en contacto con nosotros y pide tu presupuesto.